Campañas contra el Vaping en el mundo

El vaping es tan dañino como el cigarrillo convencional, eso no es nuevo. Lo que es nuevo es ver la cantidad de campañas alrededor del mundo que han salido a luchar una lucha desigual contra este supuesto “reemplazo sano” al tabaco convencional, “reemplazo” que al final, es igual o peor que fumar hojas de tabaco con los químicos agregados que estos tienen. Y lo peor: son hechos por las mismas compañías, o sea, las grandes tabacaleras.Dejar de Fumar

En incontables oportunidades hemos hablado de las razones detrás de estos y de como esta mentira surgió a partir de la necesidad de estas industrias para salir al paso las verdades y realidades que salieron a luz por todos los frentes sobre el daño gravísimo que sus productos producían a sus consumidores. Esto sin duda alguna provocó una caída en sus ventas y en el crecimiento de sus bases de clientes pues nadie quizo ya fumar tabaco so pena de sufrir una de las muchas enfermedades que este produce.

DEJAR DE FUMAR A COMO DE LUGAR

Esto derivó en la búsqueda de una solución, y esta llegó en el vaping, en la creación de un aparato que atomiza vapor de agua y le agrega una solución química que supuestamente produce diferentes efectos, sabores y aromas a quien lo consume, obviamente no contiene tabaco y como tampoco hay presente combustión entonces no hay daños por dióxido de carbono, cenizas, y manchas en los dientes producidas por el tabaco. Sí, todo parece estar bien no? No hace falta preocuparse por dejar de fumar en el futuro cierto?

Dejar de Fumar

No. En realidad una de las partes de todo este conjunto es en realidad la más peligrosa: muchas de esas esencias o sabores que se ocupan en estos dispositivos contienen niveles adictivos de nicotina. Si, nicotina, es pequeño ingrediente que es parte de los cigarrillos convencionales y que es el que causa la adicción a fumar y a consumir cada vez mas tabaco hasta llegar a limites graves.

Ese fue uno de los hallazgos que llevó a la creación de fuertes campañas para contener el uso de estos aparatos pues, además de la falsa “alternativa” hay otros motivos por los que quienes se tomaron el trabajo de descubrir los peligros del tabaco, ahora lo hacen con el vaping y esto es que mientras por un lado no hay hollín ni ceniza que se acumulen en los pulmones si hay metales pesados contenidos en el vapor.

Para lograr su cometido estas organizaciones se han apoyado en todos los medios posibles creando campañas que ilustran todos estos riesgos de forma que los jóvenes (hacía quienes van dirigidos estos aparatos) puedan tomar una decisión correcta y en muchos casos la de dejar de fumar cuanto antes.

Las campañas se han enfocado en las graves consecuencias, sin guardarse nada, de forma que se exponga ante la audiencia la verdad de estos aparatos, la gravedad de su uso y el mal que causan tanto an nivel físico, económico, psicológico y por supuesto, familiar. Porque si algo hay que tener claro es que esta, como cualquier otra adicción, también afecta a la familia directa del consumidor.