Dejar de Fumar

Cualquier día es un buen día para Dejar de Fumar

Publicado en | por
Recuerdas el día en que comenzaste a fumar? En el que encendiste el primer cigarrillo que te llevaste a los labios? Que inhalaste el humo y las miles de porquerías que contenía llevándolas a tus pulmones e iniciando la reacción que daría como resultado el desbalance químico que, gracias a la nicotina, comenzaría el proceso de adicción que hoy día te hace fumar no uno sino varios cigarrillos (que no cajetillas) por día.
Dejar de FumarSupongo que mientras lees estas líneas intentas recordarlo, lo más seguro es que no lo recuerdes y te diré porqué: Simplemente porque aquel fue un día cualquiera. No fue un día especial en absoluto, fue un día en que fuiste a la preparatoria, al trabajo, al centro comercial con tus amigos, no hubo nada remotamente especial en ese día, nada que lo hiciera memorable, nada en absoluto que te hiciera decir: “Hoy es un buen día para empezar a fumar”. Entonces, ¿porqué el día que tomas la decisión de vida de dejar de fumar tiene que tener algo de especial?

DEJAR DE FUMAR, LA META DE HOY

Si, así debe ser, no estamos diciendo que hoy dejarás de fumar de forma definitiva, no, pero si que la decisión de hacerlo deberías tomarla el día de hoy. De dar ese primer paso y de iniciar el camino que te llevará a una vida mejor, y es más, a una vida más larga. Si cuando empezaste a consumir tabaco no esperaste a que fuera un “día especial” ¿porque entonces para ser libre y vivir feliz si vas a hacer algo así?
Dejar de Fumar

Debes saber que al dejar de fumar vas a experimentar grandes beneficios en tu vida, como por ejemplo ver tus recursos financieros aumentar al no tener que gastar en cigarrillos todo el tiempo, ese dinero pasará a ser invertido en mejores y más grandes proyectos que serán no solo de beneficio para ti sino también para tu familia. Porqué? Imagina que con el dinero que te ahorres les puedas comprar un televisor nuevo? O una consola de videojuegos a tus chicos? O lo necesario para la escuela? Solo con ya no fumar.

Pero habrá algo más que verás suceder, tendrás mas energías, te sentirás con mas oxígeno en los pulmones (obvio), podrás hacer mas cosas de las que antes podías sin sentirte agotado. No estarás a cada momento experimentando la ansiedad que viene de la mano con la necesidad de tener nicotina en el cuerpo, será una vida mas feliz, activa, y además sana para ti y la gente que te rodea.

Pero no olvides que es un proceso, no es algo que sucederá de la noche a la mañana, que requerirá esfuerzo de tu parte y tener un grupo de apoyo a tu lado todo el camino, no es ni será tampoco una tortura, muchos antes que tu ya lo lograron, y tu puedes lograrlo, pero para eso no tienes que demorar más, no esperes ese famoso “día especial” para dejar el cigarro, no, que sea así como cuando te iniciaste en el consumo, un día cualquiera, si nada especial, solo era otro día.

Entonces, para dejar el cigarro, cualquier día es bueno, y si cualquier día es bueno… ¿Qué te parece tomar una decisión de vida HOY mismo?