dejar de fumar

¿Por qué las personas empiezan a fumar?

Antes de pensar en dejar de fumar, sería interesante analizar las razones por las cuáles fumamos en principio. Algo que nos puede ayudar a dejar la adicción a la nicotina es detenernos a pensar las razones por las cuáles comenzamos a fumar. De esta forma, podríamos entender qué nos llevó a eso y cómo podemos dejar el cigarro de forma definitiva.

4 momentos en los que se empieza a fumar

  1. En la adolescencia: Muchos fumadores conocieron el cigarro durante los años de Quienes tienen amigos o padres que fuman tienen mayor propensión a comenzar a hacerlo. Algunos adolescentes lo hacen porque les dio curiosidad, porque querían probar o porque les parecía “en onda”.

dejar de fumar

  1. Sociedad de consumo: Las tabacaleras invierten mucho dinero en generar vías de comunicación y mercadeo de sus productos. En videojuegos, en Internet, y en la televisión se muestra el cigarro como parte importante de los personajes. Esto influye a jóvenes y adultos haciendo pensar que es está bien hacerlo, que es emocionante y glamoroso.

 

  1. Adultos: Usualmente, los adultos que comienzan a fumar lo hacen después de pasar por algún momento difícil en sus vidas como apoyo emocional. Otros lo empiezan a hacer para disfrutar con otras personas porque creen que se ven más confiados y que tienen el control.

dejar de fumar

  1. El cigarro electrónico: Más recientemente el uso del cigarro electrónico para vaporear (“vaping”) están muy de moda. Muchas veces los vemos como algo inofensivo con sabores y colores divertidos, pero representan para los nuevos usuarios una forma de aprender a inhalar e iniciarse como adictos a la nicotina, lo que les puede preparar para convertirse en fumadores.

dejar de fumar

Los investigadores han debatido sobre las posibles razones por las cuáles la gente empieza a fumar y la mayoría de los resultados caen en el aspecto psicológico, ya que la gente fuma por distintas motivaciones. Cuando son adolescentes lo hacen es por el deseo de parecer más adultos, por la búsqueda de “estatus” o la nueva experiencia que brinda. En el caso de los adultos se fuma para reducir la tensión, por adicción o sociabilidad.

En todo caso, así como fue de fácil empezar a fumar es igual de fácil dejar el cigarro. Con la disposición y la ayuda adecuada podrás olvidarte para siempre de la adicción a la nicotina.

¿Quieres dejar de fumar?…

Te invitamos a que asistas a nuestro curso. En tan sólo 6 horas, verás lo fácil que es dejar el cigarro.  Entenderás por qué fumas, qué te motivó a hacerlo y por qué no has podido dejarlo. Puedes consultar nuestras fechas disponibles aquí. ¡Te esperamos!