dejar de fumar

Dejar de Fumar es cosa de Amigos

Cuando se fuma se daña no solo a si mismo sino también a quienes le rodean, crea un ambiente incomodo para quienes comparten y lo peor, genera humo de segunda mano que otros que no fuman, inhalan y les hace sufrir exactamente las mismas consecuencias de quien si lo hace. Pero no se trata de juzgar. Se trata mas bien de la responsabilidad que tiene alguien que no fuma, por lograr que alguien que les apreciado, tome la decisión de dejar de fumar y así tener  una mejor y más larga vida.
 dejar de fumar
La idea es que busquemos hacer un bien a esa persona que apreciamos y logremos que esta cambie su forma de vida, la transforme en algo más positivo para si misma, porque si el fumar daña a todos alrededor, el dejar la nicotina, por el contrario, beneficia a todos alrededor. Y de lo que hoy queremos hablar es de como abordar este tema con esa persona y lograr el cambio que es tan crítico y necesario en su vida.

NO SE PUEDE DEJAR DE FUMAR POR LA FUERZA

La primera clave para lograr este objetivo es evitar a toda costa el juicio y la confrontación. Ese es el peor camino que se puede tomar y una receta comprobada para el desastre, no, una persona que tiene una adicción de cualquier tipo no aceptará por medio del juicio y la confrontación el dejarla. Especialmente porque la mayoría de personas creen que no es posible dejarla.

El primer paso es entender las razones por las cuales una persona fuma y ponerse en su lugar, con esto es fundamental, porque de esa manera se genera empatía y al lograr este primer paso esta persona notará que no se le está confrontando ni mucho menos atacando. Se le está, por el contrario, buscando ayudar para lograr que su vida cambie para bien.
 dejar de fumar

Tenemos que lograr que la persona que queremos que deje la nicotina lo haga por su voluntad. No olvidemos que no hay método para dejar de fumar que funcione si no existe la voluntad del interesado por lograrlo. Esto es crítico. NO va a funcionar por la fuerza.

La clave es mostrarle que si existe una forma y que hay un método que puede ayudarlo, aunque parezca raro y hasta increíble una persona aceptará iniciar el camino de dejar una adicción si se le muestra que aquello es posible. Porque a nivel psicológico la primera traba que la mente misma crea es que no es posible dejar el vicio y peor aún, que será un trauma muy fuerte el intentar ese camino.

Y ahí es donde entran en juego esas personas que son las que le están presentando la posibilidad de salir de ello (recordemos que la decisión es del interesado y solo del interesado) y que se le estará apoyando durante todo el proceso, esto también es crítico porque la decisión se facilitará si aquella ve que no estará solo en el camino (otra de las razones por las que muchos se niegan a iniciar el proceso de dejar el cigarro) y eso le dará el ánimo necesario para iniciar el camino y lograr el cometido.

Por eso decimos que lograr el cambio es algo en que debemos estar involucrados como familia y amigos, no solo para lograr que la persona inicie el camino sino para acompañarla durante este hasta lograr el objetivo fijado y darle la oportunidad de una mejor y más larga vida.