Dejar de fumar

¿Por qué existen las áreas libres de humo?

En todos los edificios existen áreas especiales para fumadores, donde pueden consumir sus cigarros sin ser molestados por quienes no fuman. Estas zonas solían tener el estigma de que ahí se hacía algo que estaba mal pero que era socialmente aceptable, por lo que sus usuarios podían llegar a sentirse incómodos e incluso rechazados. Quizá pienses que los lugares que cuentan con áreas libres de humo solamente quieren ganar adeptos o que se trata de una especie de conspiración para que dejes de fumar; sin embargo, ¿sabías que existe una ley que regula estos espacios?

La Ley General para el Control del Tabaco

Esta ley, que regula todo lo concerniente al cigarro y al tabaco, vio la luz el 30 de mayo de 2008 por orden del Gobierno Federal para proteger la salud de los ciudadanos; la Secretaría de Salud, la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) y el CONADIC (Consejo Nacional contra las Adicciones) son los encargados de vigilar que esta ley se cumpla. Si tomas en cuenta que se calcula que para 2030 más de ocho millones de personas en el mundo serán afectadas por el humo del cigarro, causando infartos, problemas cerebrales, enfisema, bronquitis y cáncer, es entendible la existencia de las áreas libres de humo.

¿Cómo funcionan?

Las instituciones resaltan que no buscan discriminar a quienes fuman, sino ayudar a forjar un ambiente más sano, incrementando la calidad de vida de los ciudadanos. En estas zonas no hay cabida para el cigarro por una razón: ni la ventilación ni la circulación del aire reducen el humo de tabaco hasta un punto que se considere menos dañino ni disminuye la intensidad del olor. Tienes que ser consciente que al visitar un área libre de humo de cigarro deberás dejar de fumar, de lo contrario, se te invitará a pasar a una zona especial para fumadores. El área libre de humo de cigarro debe medir al menos lo doble del espacio interior, sin tomar en cuenta las zonas como la cocina, el estacionamiento y los sanitarios; de hecho, la ley prohíbe que haya incluso ceniceros en los sanitarios y obliga a que en todo momento sean 100% libres de humo de cigarro.

¿Cuáles son los beneficios de las áreas libres de humo de cigarro?

Desde una perspectiva moral y social, es obvio que al buscar cómo dejar de fumar serás el más beneficiado, pues te permitirán la entrada a varios establecimientos y dependencias del gobierno y dejarás de sentirte excluido. Por otro lado, los establecimientos también se ven llenos de beneficios al implementar las áreas libres de humo de cigarro y no por cuestiones económicas, sino por el bienestar de todo el personal que labora en el lugar.

  •         Se reduce la probabilidad de que los trabajadores enfermen por la exposición al humo del cigarro.
  •         Cada día aumentan las personas que decidieron dejar de fumar y buscan un espacio libre de la nicotina.
  •         Se reducen los gastos generados por la compra de ceniceros y aromatizantes de ambiente.
  •         Se disminuyen drásticamente las posibilidades de que se genere un incendio causado por un cigarro mal apagado.

La próxima vez que te encuentres en un sitio libre de humo de cigarro, no te sientas excluido. Piensa que así como tú, hay otras personas que aún fuman y desean liberarse, por lo que necesitan de tu empatía y de una zona que no les recuerde el cigarro.