Dejar de Fumar

La Diabetes y El Tabaco

De todas las enfermedades degenerativas en el mundo no hay otra que sea tan peligrosa como la diabetes, incluso se le ha llamado asesina silenciosadebido a que muchas personas que la padecen se dan cuenta de ello hasta comienzan a sufrir las diferentes dolencias que se derivan de esta, y ese es el grave problema, cuando esto sucede el daño ya está bastante avanzado. Y este problema se agrava cuando se combina el consumo de nicotina cuando esta enfermedad está presente.
 Dejar de Fumar

Recordemos que el fumar causa estragos graves en literalmente todo el cuerpo, desde el literal disparo de la presión sanguínea al momento en que se fuma el primer cigarrillo del día hasta la disminución progresiva del oxigeno en sangre por la acción del CO2 contenido en el humo del cigarro así como los desequilibrios químicos en el cerebro debidos a la nicotina. Cómo se puede ver, ambas provocan daños por su cuenta y crean un efecto degenerativo severo en todas las instancias del cuerpo. Pero lo que nos trae aquí hoy es la fatal combinación entre ambas y el porqué, si se tiene cualquier tipo de propensión a padecer diabetes, sea por motivos genéticos o por otras razones, dejar de fumar debe ser una decisión critica y de vida.

TIENE QUE DEJAR DE FUMAR SI QUIERE CONTROLAR SU DIABETES

Vamos por partes, una de las cosas que no muchos sabe, especialmente los fumadores y que hoy vamos a develar es qué, fumar no puede, CAUSA diabetes. Es un hecho científico, no está en investigación, no está en discusión, está comprobado al ciento por ciento. Una vez que alguien comienza a fumar, y lo hemos dicho infinidad de veces, inicia un proceso de degeneración grave en su cuerpo y una de las consecuencias mas directas es que en algún punto de su futuro, padecerá, de manera inevitable, diabetes. La asesina silenciosa llegará y comenzará a destruir el cuerpo a la par de la nicotina. Ese, y no otro es el agradecimiento y la consecuencia de no dejar de fumar cuando aún es
tiempo.
 Dejar de Fumar

La gravedad del asunto no es poca. La diabetes causa daños graves a órganos muy específicos como los riñones, lo cual en si mismo puede tener consecuencias fatales en caso de que no se controle los niveles de azúcar en sangre como por ejemplo insuficiencia renal crónica. También se pueden producir otras consecuencias no menos graves como la aparición de heridas o llagas que puedan derivar en amputaciones de miembros tanto superiores como inferiores debido además a la mala circulación de la sangre.

Y aquí podemos agregar el efecto adicional de la combinación con la nicotina, la falta de oxigeno en sangre es también causante de que esas heridas no puedan sanar y llegar a las consecuencias antes mencionadas. Pero la más grave es que la nicotina no solo dificulta, sino que en la mayoría de casos impide que se pueda controlar los niveles de azúcar en sangre aún y cuando se hagan tratamientos correctivos con insulina y otros medicamentos lo que puede llevar a comas diabéticos e incluso la muerte.

Habiendo dicho lo anterior solo nos queda esperar que con esta nueva información tomes la decisión correcta, la decisión de tu vida y dejes de una vez y por todas el vicio de fumar.