Dejar de fumar

La importancia de lavar la ropa al Dejar de Fumar

Sin duda alguna dejar de fumar no es solo una decisión fundamental en la vida de toda persona, también es una decisión de vida y que le agregará muchos años de vida a la persona que decida dejar este vicio tan destructivo en todos los sentidos. Sin embargo algunos pasos que se deben llevar a cabo cuando se inicia este camino (que no olvidemos, no es nada fácil), te podrán sonar curiosos y raros, pero son necesarios, y hoy hablaremos de uno de ellos y explicaremos las razones detrás de ellos.
Dejar de fumar

El día de hoy nuestro tema se centra en la necesidad de que, una vez que hayas tomado esta decisión laves toda, si TODA, tu ropa. Bueno, como dijimos al inicio suena raro pues es algo que normalmente hacemos por higiene en diferentes frecuencias (a diario, semanalmente, etc.) sin embargo está vez no hablamos de la ropa del día o la semana, sino de TODA. La razón es tan sencilla como fundamental en el proceso: también tu ropa tiene que dejar la nicotina.

TU ROPA TAMBIÉN TIENE QUE DEJAR DE FUMAR

Sabemos que tu reacción en este momento es: que locura es esta?Sin embargo hay una razón fundamental para esto, de ahí que querramos escribir estas líneas. Una de las formas en que se reconoce a un fumador (además de verlo fumar obviamente) es por el aroma que se impregna en la ropa. Todos hemos tenido esa experiencia, alguien nos visita o nos sentamos al lado de alguien en cualquier sitio y de inmediato notamos el olor del cigarrillo. Pero ese olor no viene totalmente de la persona, viene también de la ropa. ¿Porqué? Porque cuando se fuma y se exhala el humo, micropartículas de todos los componentes contenidos en cada cigarrillo vuelan y en su mayoría caen en la ropa y literalmente la impregnan de ellas, y esto sucede no solo con cada cigarro que fumas sino que con cada ves que exhalas humo, de ahí el olor característico que distinguea los fumadores cuando se acercan a alguien.
Dejar de fumar

Bien, entendido esto pasemos explicar la razón de tener que lavar la ropa al tomar la decisión de dejar de fumar. Estamos hablando de una decisión que nos hará dejar el vicio, y por tanto lo que necesitamos como paso fundamental y critico del proceso es alejar toda influencia que pudiera iniciarte a fumar, si, puede haber recaídas en el camino y eso es parte del proceso, no es un fracaso, pero la intención es que no haya NINGÚN tipo de influencia externa que te haga fumar.

Y el problema con la ropa de un fumador, con TODA la ropa, es que esta está impregnada de ese olor característico y eso en su simpleza, puede bastar para hacer que alguien fume, especialmente al inicio cuando el síndrome de abstinencia es más fuerte y complicado de manejar. La idea es eliminar todo vestigio de que se fumaba, y no solo es deshacerte de cualquier cigarrillo que te quede, de encendedores, de cualquier elemento que en sí mismo la mente pueda relacionar con el cigarro.

Ahora que esto ha quedado claro es momento que inicies el camino, que tomes la decisión de vida y dejes el cigarro de una vez y para siempre.