dejar de fumar

Nunca es tarde para Dejar de Fumar

Publicado en | por
En alguna ocasión dijimos que no existe ni fumar mucho ni fumar poco sino simplemente fumar. Esto porque el daño que se infringe a todo el organismo con esta practica es tan completo como masivo. Así que la medida es lo de menos, el daño ocurre de todas formas. Pero ese no es el tema que queremos tratar el día de hoy, no, hoy queremos hablar de algo que es un tema complejo y es que muchos fumadores piensan que por el tiempo que llevan consumiendo nicotina el pensar en dejarlo se convierte en un dilema.
 Dejar de Fumar

Y ese dilema es que por ese tiempo la posibilidad de dejar de fumar va de lejana a imposible. La realidad, afortunadamente, dista mucho de ello. Ese es el tema de este día. Entender que dejar el cigarro es posible, y que no importa el tiempo que se tenga consumiendo nicotina. Si, la nicotina es el meollo del problema debido a que es una sustancia adictiva y eso es lo que hace que el consumidor necesite una dosis constante del químico una vez que este se aloja en el cuerpo.

SI SE PUEDE DEJAR DE FUMAR, EL SECRETO ES EL MODO Y LA MANERA

Vamos a analizar esto desde el principio y ver las causas por las cuales quienes tiene mucho tiempo de fumar consideran que intentar dejar el cigarro sería un camino al fracaso. El problema de poder dejar de fumar se origina en la variedad de maneras que existen en el mercado de venta libre hoy día. En primera instancia están los parches y las gomas de mascar. La idea de estos “suplementos” es que el usuario reciba una pequeña dosis de nicotina para que no recurra a un cigarrillo cuando el “síndrome de abstinencia” se presente, sin embargo estas “soluciones” tienen un fallo que es el causante del fracaso que viven sus usuarios.
 Dejar de Fumar

En primera entendamos que no se puede combatir fuego con fuego ni adicción a una sustancia solo con sustituir el canal por el que esta se obtiene y solo disminuyendo su cantidad. Esto es especialmente cierto si quien lo hace consume grandes cantidades de esa sustancia (por ejemplo, no podemos pretender que alguien que fuma hasta dos cajetillas diarias de cigarrillos pueda dejar la nicotina con un parque o una goma de mascar), es ahí donde estos suplementos fallan pues la persona, al no tener la cantidad de nicotina que quiere, termina volviendo a fumar.

La otra arista del problema se origina cuando hablamos de que estas soluciones, la mayoría de las veces estas soluciones son de venta libre, esto es, se pueden comprar en farmacias y tiendas de autoservicio por lo que quienes las ocupan lo hacen sin tener ningún seguimiento o análisis médico previo ni tampoco seguimiento alguno. Otro punto a favor del fracaso.

No, la forma real de dejar la nicotina sin importar cuanto se fume es un método que no involucre seguir dándole al cuerpo esa sustancia, que tenga un seguimiento correcto, un grupo de apoyo y que le enseñe al interesado que es un proceso, que no será algo que se puede lograr de la noche a la mañana sino que tiene que haber avances, también retrocesos pero sobre todo trabajo que lo llevará, de forma inevitable al éxito.

Así que, el momento es ahora, toma las riendas y ten una vida libre y feliz sin estar atado a algo tan destructivo como el cigarro.