Dejar de Fumar

Un día sin fumar

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede cuando decides dejar de fumar un día?

Es muy probable que muchas personas difundan el mito de síntomas sobre dimensionados, como temor y ansiedad; no obstante, existen muchas ventajas a nivel físico y mental, desde las primeras horas, que puedes experimentar si te atreves a mejorar tu vida.  Estos beneficios te pueden ayudar a seguir con determinación hacia una vida libre de tabaco; por lo que una vez sobrepasadas las 24 horas, serás capaz de alentarte e intentarlo al día siguiente, hasta que dejes definitivamente el cigarro.

¿Qué sucede con el cuerpo?

Es lógico que si fumaste por un largo periodo, experimentes una serie de síntomas físicos y mentales. Sin embargo, la mente es tan poderosa, que, así como generó en una persona el gusto por fumar, puede quitarlo, todo depende del control tengas sobre ella. No son casos aislados, el 85 % de los fumadores creen que sentirán ansiedad, irritabilidad y dificultad para concentrarse.  Es por ello, que la mayoría prolonga la decisión de dejar el cigarro, sin percatarse que puede ser un excelente motivo para tener una nueva vida.

Lo más importante que debes saber sobre dejar de fumar es que la mente te jugará muchas trampas, pero si sabes detectarlas a tiempo, las ganas de fumar se reducirán considerablemente y llegará el momento de abrirse a la libertad y satisfacción, como resultado del autocontrol.

Dejar de Fumar

Beneficios desde las primeras 24 horas

Dejar de fumar es una decisión que tiene muchos beneficios, los cuales se notan desde los primero 20 minutos. Durante este tiempo, el cuerpo comienza a reparar la absorción de químicos de la nicotina, se regula la presión arterial junto con la frecuencia cardiaca; después de ocho horas de fumar, los niveles de monóxido de carbono se reducen en los pulmones, lo que a su vez aumenta los niveles de oxígeno en la sangre.

¿Qué sucede a nivel mental?

Un nuevo estudio publicado por la revista Procedimos of the National Academy of Sciences, sugiere que con sólo pensar diferente se pueden controlar ansiedad y los deseos de fumar. Así mismo, establece que revertir los pensamientos sobre las consecuencias de dejar de fumar, ayudará a mantener una mente activa y positiva. Por ejemplo, a muchas personas les genera miedo las consecuencias a su salud, lo que puede no dar resultados exitosos; se trata de concentrar la mente en un pensamiento que sustituya el deseo de fumar o el miedo a dejar de hacerlo.

Dejar de Fumar

El primer día sin fumar puede ser el más difícil o el más significativo. Todo depende de la mente. Para lograr un resultado óptimo, piensa que dejar de fumar es un proceso de aprendizaje, que te ayudará a adquirir mayor seguridad y autocontrol. Por lo que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, en cooperación con la OMS, recomiendan realizar alguna actividad gratificante en los planos físicos y mentales, tales como cocinar, leer, hacer ejercicio, ir al cine, entre otras.

Dejar de Fumar

Un día sin fumar representa el inicio de una actitud de libertad. De vivir y disfrutar otras cosas que el cigarro no te permitía, por ejemplo, la comida, mejorar el olfato, la apariencia de la piel y uñas, así como una sonrisa espectacular. Pero lo mejor es que tu  mente permanece en armonía con un cuerpo sano. Por esta razón te invitamos a conocernos. Con nuestro curso tienes la garantía de devolución del 100% de tu dinero sino logras dejar de fumar. ¡Decídete!

Dejar de Fumar