Dejar el cigarro

¿El cigarro electrónico realmente funciona?

Publicado en | por
Cuando quieres dejar de fumar, tratas de no extrañar el cigarro y te pasas el día repitiendo que no vas a sacar la cajetilla de tu bolsillo o de tu bolsa. Te estresas y terminas utilizando algún sustituto que te ayude a sobrellevar tu decisión. Parches y chicles de nicotina hacen su aparición e incluso le has dado una oportunidad al cigarro electrónico, lo que te brinda la sensación de bienestar y de que realmente puedes controlar tu consumo de cigarros.

¿Te suena conocida esta situación? Pues ahora es un buen momento para que reflexiones y contestes con total honestidad si los artículos mencionados anteriormente te han funcionado o si, por el contrario, solamente han contribuido a la sensación de que algo te falta, de que has perdido algo.

Déjame adelantarte la respuesta: si, te han hecho sentir más ansiedad por la nicotina y te han dificultado dejar el cigarro. Siempre debes recordar que los sustitutos son inútiles por tres razones:

1.       No existe un sustituto para la nicotina.

2.       No necesitas la nicotina; la ansiedad es otro mal de la droga.

3.       Los cigarros solamente crean un vacío, no lo llenan. Enséñale a tu cerebro que no necesitas fumar ni hacer otra cosa en su lugar.

Tu peor enemigo es electrónico

Este artefacto se ha convertido en algo tan común que se vende hasta en los puestos de periódicos; no necesito decirte que algunos de ellos pueden ser de dudosa procedencia y calidad, con lo que estás arriesgando tu salud. A pesar de que los llamadossistemas de suministro de nicotina más seguros tuvieron el apoyo de la comunidad científica de finales de los 90´s y principios de 2000, la industria del tabaco solamente los vio como la posibilidad de asegurar sus ventas, ya que no garantizan que seas capaz de dejar de fumar. No hay mentiras: la mayoría de los usuarios de cigarros electrónicos continúan su consumo de cigarros convencionales; la prueba es que no hace mucho un doctor aseguró que si la dependencia a la nicotina es muy grande, los fumadores tendrán que utilizar sustitutos de por vida. ¿En verdad quieres ser un esclavo del cigarro? ¡Por supuesto que no! ¡Tú quieres ser libre!

El cigarro electrónico funciona igual que un parche de nicotina: si no puedes fumar, querrás hacer algo que lo sustituya y que te dará la sensación de que estás sacrificando algo. Sé que es difícil visualizar que muy pronto no necesitarás esa trampa que es el cigarro electrónico; sin embargo, si continúas engañándote, diciéndote que el cigarro es una recompensa que ya no tienes y que por eso requieres un sustituto, te sentirás privado de un placer y terminarás fumando de nuevo.

La ansiedad te la provoca la nicotina y desaparecerá en unos días, piensa en ello y motívate a tener una vida más saludable. Disfruta el proceso de dejar el cigarro y siéntete orgulloso de lograrlo. Tu mente y tus acciones no dependen del cigarro ni de los sustitutos. Recuerda: solamente estarías cambiando de problema en lugar de deshacerte de él.