dejar el vaping

Acciones para combatir el Vaping

Entrar en detalles del porqué decimos que el vaping y que supuestamente sea una alternativa sana a fumar tabaco es la mentira mas grande jamás contada no es la razón de este artículo, porque la realidad es que, afortunadamente para todos, esa mentira ya quedó develada y la lucha es fuerte para lograr que los adolescentes, que es a quienes se ha enfocado la venta de estos aparatos, no lleguen a ellos o logren dejarlos antes que el daño sea más fuerte.
dejar el vaping

Y es que diversas organizaciones se han dado a la tarea de crear campañas para mostrar y demostrar los peligros del vaping tanto en el mediano como el largo plazo, y así desbancar esta loca idea de que es algo sano (no lo es y nunca lo será) lo cual es solo el primer paso para lograr el objetivo. Pero ¿Cómo lo hacen? Es lo que queremos conversar hoy, y ya comenzamos por lo primero, crear campañas que apuntan a mostrar la realidad del vapeo y la necesidad de dejar el vaping cuanto antes, pero eso es solo el principio.

DEJAR EL VAPING ES EL LEMA DE LAS NACIONES DE PRIMER MUNDO

En muchos países de primer mundo algunas organizaciones en conjunto con las respectivas oficinas de gobierno encargadas, han creado líneas telefónicas de ayuda donde los jóvenes, de forma totalmente anónima pueden comunicarse para recibir, en primera instancia toda la información referente a la realidad del vaping, sus consecuencias y el daño en general que se puede causar al usar estos aparatos.

Pero no solamente eso, también ofrecen ayuda si el adolescente desea iniciar el camino para dejar el vaping, pero no de forma directa, hay que entender que esto no es algo que una persona pueda lograr en una llamada telefónica, no, en realidad lo que hacen es algo mucho mejor, y es guiar al interesado a las instancias que poseen métodos adecuados para poder dejar el vicio y así tener una mejor y mayor calidad de vida.
dejar el vaping

La importancia de estas líneas radica además en la distribución de materiales en las escuelas secundarias donde además de hacer notar las consecuencias del uso de estos aparatos, también se les hace saber a los jóvenes que dichas líneas de comunicación existen y que no deben temer que se conozca su identidad para pedir ayuda. No olvidemos que muchos jóvenes usan estos aparatos de manera subrepticia y por tal temen la reacción de sus padres o tutores de llegar a enterarse que así lo hacen.

Cada día son mas los países que están tomando estas iniciativas para poder liberar a los jóvenes de las cadenas de un vicio que es tan destructivo como cualquier otro y que, malévolamente ha sido enmascarado como una alternativa sana a algo peor. Sin embargo no podemos ni debemos olvidar que la responsabilidad primaria para que los jóvenes sepan lo pernicioso que es el vaping son los padres y la familia. No basta con esperar a que la escuela haga todo el trabajo. Es también nuestra responsabilidad como adultos el librarlos de un vicio totalmente destructivo y que solo les restará años de vida.