Dejar el vaping

¿Debería Dejar el Vaping?

Publicado en | por

Desgraciadamente nos han vendido la falsa idea de que el vaping es una “alternativa sana” respecto a fumar tabaco convencional y eso ha hecho que muchos jóvenes se inclinen por esta manera de consumo pensando que no hay problemas y que no va a suceder nada malo.  Es de mencionar también que el consumo de las famosas esencias para vaping se ha disparado en los años recientes especialmente entre la población joven de todo el mundo.

 Dejar el vaping
El problema en realidad es que todo esto es falso, para empezar el vaping produce no solo los mismos daños sino incluso peores, que el fumar convencionalmente. Para empezar los líquidos que se atomizan para inhalarse, sin excepción alguna, contienen nicotina, esa sustancia que también contienen los cigarrillos convencionales y que es la causa primaria de la adicción que sucede al poco se comenzar a usar estos aparatos o fumar tabaco normal y corriente. Esa es la primera razón por la que deberías dejar el vaping cuanto antes.

DEJAR EL VAPING ES VIVIR UNA VIDA MEJOR

Una de las grandes problemáticas causadas por el consumo de nicotina es precisamente la adicción causada por esta sustancia y el desbalance químico que ocurre en el cerebro, y es la que causa en primera la adicción al uso de estos aparatos. Pero ese no es el único daño, el vapor caliente va dañando también las vías aéreas superiores  irritándolas y generando un daño mas grave en el mediano y largo plazo.  Y no hablemos de lo que sucede al llegar a los pulmones.

Aquí ya se ha descubierto por los médicos un problema aún mas grave y es que en algunas ocasiones el líquido que se inhala pasa de ser vapor a líquido nuevamente comenzando a acumularse dentro de los pulmones lo que puede llevar a una enfermedad de tipo neumonía que de no tratarse a tiempo puede llegar a ser mortal. Si, tal cual se ha leído, mortal.
 Dejar el vaping

Entendamos que bajo circunstancia ninguna debe haber presencia de líquidos en los pulmones y dependiendo de la cantidad estos pueden provocar un cuadro de neumonía que, como ya se dijo, puede ser fatal. Pero no solo es el daño que nos causamos, el vapor que expelemos también puede dañar como vapor de segunda a mano a quienes estén a nuestro alrededor provocando idénticas consecuencias. Así de grave es el vaping. Y no se hable de los metales pesados contenidos en estos líquidos, estos son aún peor y llegan hasta el sistema circulatorio causando daños gravísimos a todos los órganos del cuerpo.

Y con esto aún no encuentras razón para dejar el vaping entonces hay que hablar de los daños que los desechos de este vicio causan al ambiente. En primera instancia entendamos que tanto el aparato como los contenedores de las esencias son hechos de “plástico de un solo uso” esto es, plástico que no puede ser reciclado por lo que se debe desechar y pasar mas de cinco años en la naturaleza antes de desaparecer, y mientras lo hace libera al suelo restos de nicotina y químicos que envenenan a toda forma de vida cercana y lejana. Y no hablemos de las baterías de los aparatos que tienen las mismas características.

Una vez que se deja el vaping se tiene una vida libre, porque no hay necesidad de gastar en líquidos, aparatos ni accesorios. No dañas tu cuerpo ni te pones en riesgo de morir. La decisión es tuya y la puedes y debes tomar hoy mismo.