dejar el vaping

La Verdad sobre el Vaping

El Vaping, la forma electrónica de fumar, el cigarrillo electrónico, la alternativa sanaa fumar tabaco de la forma convencional. Suena interesante ¿no? Al fin una forma de disfrutar el placer de fumar sin tener que arriesgarme a sufrir cáncer de garganta, cáncer de pulmones, a tener los dientes manchados o a perderlos, poder exhalar esa bocanada de humo de una forma segura y sana, increíble ¿cierto? bueno, la verdad, lamentablemente es otra. Y es que todo lo anterior, es mentira. Hoy vamos a contarles la verdad sobre el vaping. Una verdad que, esperamos, los haga tomar una decisión o les permita a ayudar a que alguien que usa estos aparatos tome la decisión de dejar el vaping cuanto antes.
dejar el vaping

Lamentablemente todo lo que antes dijimos es lo que se considera la mentira más grande jamás contada en la historia de la humanidad. Bajo ninguna circunstancia ningún tipo de aparato que permita el vaping o ningún tipo de cigarrillo electrónico es sano, jamás lo han sido y jamás lo serán. Por el contrario son igual o aún más perjudiciales que los cigarrillo convencionales de tabaco y combustión.

LA VERDAD POR LA QUE HAY QUE DEJAR EL VAPING AHORA MISMO

Comencemos por el principio:

1. EL VAPING TAMBIÉN QUEMA. Si, entendamos que para generar el humo que se inhala el aparato (vaper o cigarrillo electrónico) tiene que calentar la mezcla de saborizante y químicos que contiene así que la encía sigue recibiendo calor al momento de inhalar lo que reseca y daña las encías tal cual lo hace el humo de un cigarrillo común y corriente.
2. EL VAPING TAMBIÉN CONTIENE NICOTINA. Está es la verdad dentro de la verdad. Se ha hecho creer que estos aparatos no contienen nicotina y que por tanto no causan adicción de la misma forma que lo hacen los cigarrillos convencionales. La realidad es totalmente diferente. Entre los componentes que se vaporizan se encuentra, sin excepción alguna, la nicotina. ¿Porqué? Porque es la forma de asegurar que el usuario siga necesitando los aparatos y siga consumiendo tal cual sucede con los cigarrillos convencionales.
dejar el vaping
3. EL VAPING NO CAUSA PROBLEMAS AL CORAZÓN. Al contrario, causa los mismos graves trastornos al sistema circulatorio que un cigarrillo convencional. La razón es sencilla, contienen nicotina. Y la nicotina es precisamente la causante, entre otros trastornos, de elevar la presión arterial y mantenerla así mientras mas se consume creando el riesgo de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares que pueden ser potencialmente fatales.
4. EL VAPING AYUDA A DEJAR DE FUMAR. De ninguna manera. Muchas compañías que fabrican estos aparatos se escudan bajo el supuesto de que su uso es una alternativa para dejar el cigarro convencional y dejar por tanto la adicción. En realidad ocurre todo lo contrario. Quien vapea tiene muchísimas mas posibilidades de consumir tabaco que quien no lo hace, y esto es simplemente por el proceso natural de las adicciones que van llevando al consumidor a necesitar consumir cosas cada vez mas fuertes.

Estas son solo cuatro razones, hay muchas otras, pero estas deben ser suficientes para que tu o alguien a quien ames, tome una decisión de vida y tome el camino de dejar el vaping tan pronto como sea posible.