Dejar el vaping

El Peligro de ahogarte con el Vaping

Sin duda el título del artículo de hoy te sonará bastante raro, todos tienen claro que al fumar quizá de pronto tengas algún ataque de tos debido al humo, si es un cigarrillo convencional, o al vapor, si es un vaper. Pero de eso a ahogarte, difícilmente se puede pensar que pueda suceder. Sin embargo, y como sucede en este tipo de casos, la verdad siempre supera a lo que estamos dispuestos
a creer.
Dejar el vaping

Porque si, si es posible ahogarse con el vaping, y la razón es sencilla, además de ser el tema de nuestro artículo de hoy claro está. Estudios médicos han descubierto que el uso constante de vapers puede dar lugar a una gravísima condición pulmonar que, de no tratarse a tiempo, puede tener resultados fatales para la persona que la sufra. Por eso queremos explicarla hoy, para que tomes cuanto antes la decisión de dejar el vaping y vivir una vida mejor y más feliz.

DEJAR EL VAPING ES DEJAR DE ARRIESGAR TU VIDA EN CADA INHALADA

Si, así tal cual. pero expliquemos porqué. Y para hacerlo vayamos al funcionamiento básico de todo aparato de vaping, y es precisamente el convertir el líquido contenido en los cartuchos y/o viales en vapor que pueda ser inhalado de forma que el consumidor pueda percibir el vapor en su boca, nariz y, obviamente pulmones. Pero antes de ir a eso, no te has preguntado porque se dice que al hacer vaping sientes el “sabor” correspondiente al vial o cartucho en uso?

Dejar el vaping
La respuesta es simple, cuando inhalas parte del vapor se vuelve a condensar a su estado líquido haciendo contacto con tu lengua y por tanto haciendo posible que percibas el sabor en turno. He aquí el detalle del peligro latente que el vaping tiene para tu vida. Ese mismo proceso que ocurre en tu boca, también ocurre en los pulmones.

No hay que olvidar que no existe circunstancia ninguna bajo la cual los pulmones puedan o deban tener presencia de líquidos en su interior. La presencia de cualquier tipo de líquido en el interior de los pulmones, núcleo del sistema respiratorio, inevitablemente dará lugar a la asfixia cuando la cantidad es mayúscula, en el caso del vaping esta es mínima con cada inhalación pero he ahí el problema mas grave.

Conforme va creciendo la presencia de líquido en los pulmones el fumador comenzará a experimentar dificultades para respirar las cuales se irán agravando poco a poco hasta tener que buscar asistencia médica y es aquí cuando lo que se detecta es un cuadro agudo de neumonía, lo cual es una infección causada precisamente por esta presencia constante de líquido en estos orgános.

No en todos los casos los resultados son positivos, dependiendo del avance de la infección y de la cantidad de líquido acumulado, una gran mayoría de los casos tienen un desenlace fatal. Por eso es importante que quienes utilizan estos aparatos conozcan estos efectos colaterales y así tomen la decisión de dejar el vaping cuanto antes.

Porque sí, si es posible dejar esta adicción y tener una vida feliz y libre donde podrás estar mas años con aquellos a quienes mas amas.