Dejar el vaping

El Vaping y el Medio Ambiente

Publicado en | por
Mucho se habla a todos niveles sobre lo que el fumar causa al medio ambiente, de lo destructivos que son los cigarrillos cuando se suman las cantidades industriales de colillas que se desechan día con día y como destruyen la fauna y la salud de ríos, lagos y el océano mismo. Ríos de tinta se han escrito al respecto buscando el cambio y las soluciones al respecto. Y llegó el vaping. La falsa “alternativa sana” al fumar. La mentira más grande jamás contada en la historia moderna.
dejar el vaping

Lo es porque se le ha hecho creer al fumador que cambiándose a estos aparatos podrá evitar los daños producidos por el fumar cigarrillos, y si, en efecto sucederá así, pero pasará a sufrir los daños, más graves aún producidos por esta práctica. Y lo que es peor, el daño que produce al medio ambiente también es mucho peor. ¿Porqué? Porque lo que el vaping desecha son plásticos. Plásticos que demoran AÑOS en descomponerse. Y eso solo el principio. Esperamos que al llegar al final de este artículo tomes la decisión de dejar el vaping.

DEJAR EL VAPING SALVA EL MEDIO AMBIENTE

El plástico de “uso simple” o de “un solo uso” es el peor tipo de plástico que hay, la razón es simple, una vez se consume su contenido se desecha y va a parar a los basureros y a cualquier otra parte donde demorará muchísimos años en descomponerse y desaparecer. Donde está la relación de esto con el vaping? Bueno, simplemente en que una vez un aparato se daña, un contenedor se consume, se desecha. Y la mayoría de estos elementos están diseñados para eso precisamente. Todos los aparatos de vaping tienen una vida útil predeterminada de forma que el consumidor tenga que comprar otro y así mantener la cadena de consumo que quieren los fabricantes.

O que decir de las botellitas o contenedores con las diferentes esencias que se vaporizan? Una vez el líquido que contienen estas se desechan, no hay forma de rellenarlas ni tampoco se han diseñado para eso. Claro, porque la idea es que se vendan todos los que sea posible y se producen tan en masa que la cantidad de desechos es igual casi a las colillas de cigarro.

dejar el vaping

Pero hay más, mencionamos los aparatos de vaping, y mencionamos que el plástico es terriblemente destructivo para el ambiente, pero hay otro elemento más que es igual de destructivo: las baterías de Ion de Litio. Estas, una vez que se desecha el aparato (ya dijimos que están diseñados para tener una duración limitada?) dejan escapar estos y otros componentes químicos altamente dañinos al medio ambiente.

Es gravísimo el daño que el vaping provoca al medio ambiente por la enorme cantidad de residuos que genera y que, por mucho y más de lo que hoy aquí hablamos superan a lo que sucede con los desechos de los cigarrillos convencionales. Esta, además, es otra de las razones por las cuales decimos que el decir que “el vaping es una alternativa sana al fumar” es la mentira más grande contada en la era moderna.

Ahora que sabes todo esto, que te das cuenta de todo el daño colateral que causa el consumo y uso de estos aparatos, ¿has decidido ya dejar el vaping de una buena vez y para siempre?