dejar el vaping

No, El Vaping no es para Dejar de Fumar

Publicado en | por
Fumar como hemos dicho se califica como una adicción en toda regla y no es ni un hábito y tampoco un vicio. Por lo tanto requiere se tratado cuando el fumador toma la decisión de vida de dejar de fumar. Nótese que decimos que tiene que ser el fumador el que tiene que decidir dejar el tabaco, no otra persona, porque para que esto tenga éxito, tiene que ser el afectado el que tiene que dar el primer paso. De otro modo vamos rumbo al fracaso.
 dejar el vaping

Y cuando hablamos de tratar una adicción tenemos que tener claro que será un proceso, que será incluso necesario utilizar algunas herramientas tanto medicas como psicológicas y de apoyo de grupo para poder llevarlo a buen término. Es aquí donde comienza el problema, porque las grandes tabacaleras se han esforzado no solo por seguir vendiendo su producto sino también de comenzar a vender lo que nosotros llamamos “la mayor mentira de la historia moderna” pues han presentado y siguen presentando el vaping como la solución para dejar de fumar. Y esto claro está, no es cierto en absoluto.

DEJAR DE FUMAR NO ES COMENZAR A VAPEAR

Entendamos en que consiste el vaping en primer lugar. Estos aparatos ocupan un mecanismo que calienta y convierte un líquido agregado en vapor creando una especie de aerosol que es el que se inhala por parte del usuario. Además su funcionamiento no requiere de ningún tipo de combustión y por tal no genera ni ceniza ni tampoco sedimentos como los que causa el consumo tradicional del tabaco.
 dejar el vaping

Estos detalles han coadyuvado a que las grandes tabacaleras (que son quienes fabrican estos aparatos y los líquidos que ocupan) se esmeren en decir que es una “alternativa sana” y una “solución para dejar de fumar“. Claro está, ninguna de las dos es cierta. En primera instancia porque una adicción que provoca un desequilibrio químico en el cerebro se puede tratar dándole a este mas de la misma sustancia. Porque si, como estarás suponiendo, los líquidos que utilizan estos aparatos contienen la misma sustancia que contienen los cigarrillos convencionales y las cual, ya está comprobado, causa la adicción, hablamos pues de la nicotina.

Por tanto a eso nos referimos cuando decimos que no podemos combatir o tratar una adicción a un químico dandole al cuerpo mas de la misma sustancia. Claro, las grandes tabacaleras jamás iban a decir que sus aparatos la contenían porque para ellos el beneficio era mantener y lograr, de paso, mas consumidores y adictos. No, esto fue descubierto después cuando hubo muertes y personas que desarrollaron enfermedades a consecuencia de usar estos aparatos.

Tenemos que entender que la ausencia de combustión, de ceniza, de humo, no hace al vaping más sano, pues las afectaciones respiratorias que estos aparatos provocan podrán ser diferentes a las del tabaco convencional pero no por eso menos peligrosas o incluso fatales. No. La única forma real de dejar la nicotina es con un método que vaya haciendo que el cuerpo regrese poco a poco a su estado original, esto es, a no requerir de esta sustancia para funcionar sana y correctamente.